AVUI A POL

La clau per Christian Gómez

Despidos ilusionantes

En estos días de pajilleros de la indignación, donde cada uno se busca la vida como puede, lo que apetece es perder la paciencia. Siguen los mismos de siempre, no nos los hemos sacado de encima y, lo que es peor, van cambiando de imagen para acercarse de nuevo al sol, ahora de oriente, que más calienta.

Queremos perder la paciencia e ir a Europa. Jugar unos treintaidosavos de final contra el Videoton FC y quedarnos unos días en Hungría para perderlos a todos de vista. La bella Hungría. Yo lo entiendo, mejor ahí que aquí con estos. Si de paso lo vendemos como que esos treintaidosavos van a ser la solución final para el club, mejor que mejor. Quizás alguien pique, quizás los diez años que han pasado del subcampeonato en la misma competición, que nos han llevado al mismo sitio del que queremos despegar, le hayan hecho olvidar al aficionado cuál es el problema.

Qué buenos eran esos años. Recuerdo que aún existía Blanc-i-Blau. Recuerdo unas declaraciones en portada de no sé qué directivo (tantos y tan imprescindibles desde entonces) diciendo que gracias al nuevo estadio había un proyecto claro para llegar en pocos años a ser los primeros de la liga. Y vaya que si lo fuimos. En menos años de los que pronosticó, estuvimos muy cerca de ser los primeros, sí, pero los primeros en desaparecer de una liga de la que somos historia.

El BiB desapareció, y con él se fue mi llorado Furibundo, lo mejor que ha tenido este club en años. Sin embargo, las declaraciones siguen, los proyectos siguen. Y vuelven a estar tan bien estructurados como entonces. Con el dinero del sr. Chen, que ya se ha quedado tieso, íbamos a terminar octavos el primer año, luego íbamos a ir a Europa, luego la Champions y sí, probablemente íbamos a volver a ser de los primeros de la liga. Como hace diez años. El proyecto era tan claro... básicamente era traer "fichajes ilusionantes", superar los 35.000 socios y ya todo rodado.

Pero no, no habrá fichajes ilusionantes ni se superará esa cifra de socios. Y ahora se pedirá paciencia a unos aficionados que desde la salida de Montjuïc esperan ese gran proyecto que nos iba a hacer crecer y que ha terminado en cuento chino. No hace falta, igual que no hacen falta fichajes ilusionantes. Ahora mismo, al aficionado le apetecen más despidos ilusionantes. Podrían empezar por aquellos impacientes en sus declaraciones e incapaces en sus hechos.

Christian Gómez 


 04/07/2017 Un esfuerzo con Pau
 22/04/2014 La peor de las ligas
 15/11/2012 Tiene su punctum
 04/10/2012 Ramón I, el iluso.
 21/09/2012 Tirar hacia alguna parte
 14/09/2012 Cómo acabar con Verdú.
 04/09/2012 Pochettino no nos toma el pelo
 23/05/2012 Creer en el Espanyol
 24/04/2012 Derecho a perder
 11/04/2012 No somos especiales
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8