AVUI A POL

Es fútbol per David Peñín

Club X

 

Con la discusión de la fecha de fundación, refundación o vete a saber el qué, uno le queda la extraña sensación que la verdadera fecha de fundación no fue ni en 1900, ni en 1909 ni en 1897, la fecha real de fundación del espíritu del Espanyol es 1906, cuando cesa actividades, y algunos de sus jugadores pasan a jugar en el club X (Sporting Club X)

Por mi imaginación algo desbocada, este debate histórico me ha llevado a pensar en una escena allá a principios de siglo pasado: Una pandilla de niños pijos (que nadie se engañe pero en aquella los que practicaban deporte eran los chavales de posibles) discutiendo en alguna taberna más o menos de bohemia ligera, entre vinos y la humareda amarga de pipas, puros y cigarros mal liados; si ante la marcha de la mitad del equipo los que se quedaban debían de seguir siendo y jugando bajo el nombre de Español.

Nadie que haya tenido veinte años le parecerá rara la escena. Grupo de chavales entre copas, reivindicando, justamente, el papel del grupo. Ese: si vamos, vamos todos, tan propio de las rebeldías juveniles. Así que los que se quedan deciden, para no traicionar las siglas del grupo, jugar bajo el nombre de Sporting club X. El club X

Dada la sucesión de acontecimientos venidos desde ese lejano 1906 quizá ese sería el momento fundacional más apropiado, porque al final ese ha sido el destino que no has dado la historia, en nuestra casa. Ser el club X; ese club que se ha pasado la mitad de la vida con la crónica de saldo en las páginas centrales y olvidadas de cualquier periódico.

Claro que mi análisis histórico solo cabe en alguna mente calenturienta y espesa; por demasiados bares en la vida, pero puestos a reivindicaciones históricas yo estaría por celebrarlos todos. Vamos, 1900, 1906, 1909 y si hace falta 1897 (y si nos ponemos y nos apetece también 1853, por qué, porque si, porque para eso somos los herederos del club X)

Así el año que viene celebraríamos, los 120, o los 117, o los 111 o los 108, años. Lo que nos viniera en gana, o todos a la vez, que para eso nosotros, en un momento de nuestra historia, fuimos, al menos parte, del Club X.

En todos los casos, una porrada de años, un montón de pericos, durante ya más de dos siglos.

En fin, yo actualizaría las fechas, y pondría como fundación de nuestros vecinos el día que el F.C. Català rechaza a Hans y sus colegas británicos justamente por ser extranjeros, El Internacional de Barcelona. Como nombre. Así lo canta su himno. O lo reconvertiría a una versión de tango platense y dado que uno se funda en la universidad y el otro en el gimnasio hubiera sido más lógico imitar al derby de la Plata, entre el Estudiantes de Barcelona, y el Gimnasia y Talleres de Barcelona (por su ascendencia internacional se podría dejar en GYM BCN) Por ponernos ya a pensar en historietas más que en historias.

Al final, lo importante, es que el grupo, los amigos, la familia, del club X se levantó y siguió jugando al fútbol, o acudiendo a ver a su equipo; y aquí seguimos con la X en la frente y la cabeza bien alta.

Eso sí, si me preguntáis por la segunda camiseta del año que viene, yo tengo claro la que me gustaría (Solo hay que ver la foto del artículo en esta misma página) y además lo celebraría con un partido contra el Saprissa.

Con la X en el pecho, por nuestros predecesores, por los que sostuvieron el espíritu... y también por Malcom, Einsten y, por supuesto, por Sasha Grey. Y por toda esa culerada de tintes fascistas que tanto nos quiere.

David Peñín 


 16/10/2017 Un nueve en invierno.
 28/09/2017 Así, sí.
 12/09/2017 Ni nervios, ni paciencia.
 12/09/2017 Ni nervios, ni paciencia.
 04/09/2017 Regreso al futuro
 16/08/2017 No hay proyecto
 17/07/2017 Dos centrales
 31/05/2017 La feina ben feta no té fronteres
 15/05/2017 El '9'; el fitxatge clau
 26/04/2017 Gràcies Piqué
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | ... | 29