AVUI A POL

Paintball per Joan Camí

¿Qué pasa con Sergi Darder?

Esta es la segunda etapa de Sergi Darder en el RCD Espanyol. El centrocampista fue el fichaje que despertó más ilusión entre los aficionados pericos este verano. Darder, que jugó algún partido amistoso con el primer equipo blanquiazul en el año 2012, llegó al club en la temporada 2007-08 para formar parte del Cadete B. Tras cinco temporadas en la Dani Jarque, en las cuales fue superando categorías hasta llegar al Espanyol B en Tercera División, fichó por el filial del Málaga en el verano de 2012. Allí alcanzó su mejor versión junto a Javi Gracia. Sus dos temporadas en el conjunto de la Costa del Sol lo proyectaron y le permitieron dar un paso importante para fichar por el Olympique de Lyon, un club más asentado en la elite de la Ligue1 y con una participación más regular en competiciones europeas. Su segunda etapa en el Espanyol parece ideal para recuperar al jugador que maravilló la liga española en 2015, pero, llegados a este punto de la temporada, ¿por qué hablamos tan poco de Sergi Darder?

"Hemos tardado mucho en encontrarlo, en conocerlo, pero es normal también, nosotros llevamos un año y pico y él pocos meses [...] en las estadísticas ya nos aparece como el jugador que más balones recibe, el mejor pasador y el que más pases da". Eso decía Quique Sánchez Flores a finales de noviembre tras la victoria por 1 a 0 ante el Getafe. No fue un día brillante ni para el Espanyol ni para él en particular, pero una semana antes, en el duelo contra el Valencia, el balear jugó sus mejores minutos de la temporada en el mejor partido del Espanyol hasta la fecha. ¿Por qué hemos tardado más de tres meses para ver una buena versión de Darder? ¿Responde a una cuestión puramente individual o más bien táctica? Un poco de la primera pero bastante más de la segunda. Los planteamientos de Quique Sánchez Flores no han podido potenciar su figura. Y hay un nombre propio para explicarlo; Sergio García

Menos el día de su debut en el Camp Nou, que jugó en la banda izquierda, siempre ha sido uno de los dos integrantes del doble pivote. Casi siempre al lado de Javi Fuego y con Baptistao y Piatti en el campo. En otras palabras, responsabilidad para bajar y sacar el balón e iniciar ataques muy verticales que lo han alejado de la portería contraria. El Espanyol es un equipo que defiende bajo y que basa parte de su potencial ofensivo en los contraataques. Ese contexto no ha favorecido a Sergi Darder. La entrada del ‘9' perico en el once significó un cambio fugaz para nuestro protagonista pero muy importante. Y también muy positivo. Sin la profundidad de Leo Baptistao pero con la técnica e inteligencia de Sergio García -sumado al talento de Gerard y la calidad de Jurado-, Quique encontró una alternativa para pausar más la fase con balón, situar al equipo en una altura superior y atacar con más efectivos en campo contrario. Uno de ellos Darder, que tuvo tiempo para incorporarse, pisar la frontal del área con más frecuencia, asistir y finalizar -el palo ante el Valencia, por ejemplo-.

Partiendo de la base que es un gran jugador si se le sabe potenciar -como le pasó en Málaga-, es uno de los jugadores que te elevan el nivel del equipo si son bien utilizados. Esta fue la idea de su fichaje. El breve paso de Sergio García -estará de baja unas dos semanas-, ha permitido que el mediocentro se sienta con libertad para abarcar más campo porque, ahora sí, puede participar donde a él le gusta. Así se ha visto siempre su mejor nivel. Quique, el Espanyol y el propio Sergi Darder lo necesitan más que nunca.

Joan Camí

@JoanCami     


 24/11/2017 Reflexiones sobre el juego posicional del Espanyol
 10/11/2017 Con David hacia nuevos horizontes
 23/02/2017 Secuelas del Bernabéu
 24/01/2017 Del caos a la incertidumbre
 10/11/2016 ¿Fin del romanticismo?
 29/09/2016 Insisto, esto promete
 12/09/2016 Víctor sabe jugar
 05/09/2016 Álvaro Vázquez, ¿2.0?
 15/06/2016 Ens veiem a la tornada, Lluís
 17/05/2016 Marco Asensio, un nou 'trequartista'.
1 | 2 | 3 | 4