AVUI A POL

Es fútbol per David Peñín

Ni nervios, ni paciencia.

En las dos pasadas temporadas, a estas alturas, de los tres equipos que descendieron, ya dos de ellos ocupaban las últimas posiciones en la jornada tres. Como diría el anuncio, la clasificación no engaña. A día de hoy, después de tres partidos, el nivel de juego del Espanyol es el que es. 

A partir de aquí, las reacciones pueden ser diversas. Desde no pasa nada, somos el Espanyol, a enfadarse porque esto no tiene nada que ver con el objetivo que aceptaron directiva, entrenador y jugadores. El discurso fue: desde la humildad, porque hay otros mejores, ponerse a tope desde el minuto uno. Al fin y al cabo, para un equipo como el nuestro no hay otra que empezar fuerte, aguantar el tirón y morir en el sprint final. Si se quiere optar a algo. Claro. Si lo que apetece es una temporada tranquila, sin demasiado esfuerzo. Ya vamos bien, pero ojo no nos descuidemos demasiado.

Un gol a favor y siete en contra. Los números no engañan. El equipo no ha funcionado desde arriba hasta abajo. La delantera no marca, el medio no genera ni contiene, y la defensa está desbordada. Estos son los síntomas. Ahora se trata de que el cuerpo técnico encuentre soluciones (se supone que cobran por ello).

Esto solo ha hecho más que empezar. Supongo que volveremos a los argumentos de que no hay que ponerse nervioso, que paciencia. Es verdad, pero ese argumento conformista, lo única realidad que corrobora es que queda liga para arreglarlo, pero no resuelve ni da soluciones para arreglar las cosas, ni quita que las cosas estén mal. De todas formas, nunca he acabado de entender que esto de la paciencia la promulguen algunos aficionados.

¿Pagó un dinero por ver un espectáculo? ¿Hay señores que cobran 3 millones por ofrecer ese espectáculo? Anda que si nos da el mismo servicio de m... la compañía telefónica. Ni nervios, ni paciencia. Ya vale. Como se puede ser tan poco inteligente para pedir que se tenga paciencia con profesionales que cobran un pastón. Que se pongan nerviosos ellos, y lo que haga falta. Esto del fútbol es la coña. Tú pagas, te pones nervioso y no duermes porque te han metido cinco, ellos se van a cenar, se ríen, que son jóvenes, echan un buen polvo y al día siguiente se levantan para decir que eres encima tú el que tienes que tener paciencia. Pero de que van.

¿Cómo es posible que un equipo cuya baja real es solo la de un defensa se descomponga de esta manera? Porque no se trata de un proyecto que se inicia. ¿Qué han hecho durante el verano? La diferencia en el once es solo Diego Reyes y Caicedo (con todo lo que aportó) y hemos traído a tres centrales para encontrar un recambio a Reyes. Y a Sergio Garcia como delantero centro (lo que no deja de ser curioso porque cuando se fue de aquí ya se había bajado a la media punta porque de nueve iba lento. Supongo que el duro entrenamiento en Arabia lo ha rejuvenecido.)

En cambio, el equipo ha perdido todas las señas de consistencia. Es cierto que estas tres jornadas nos ha faltado nuestro jugador franquicia (y ya estamos viendo como le afecta hasta a un equipo como el Madrid la baja de su estrella) pero parece que Diego López regresará contra el Celta. Ordenará a la defensa, parará casi todos los disparos, y volveremos a ser los que éramos. Supongo. Es la estrella del equipo. Insisto, cobra como la estrella pues que sea la estrella. Además es verdad, el mejor momento del año pasado fue justo con el mejor momento suyo...

Todavía estoy esperando un razonamiento táctico/empírico/poético de nuestro entrenador para que nos explique porque en un partido terminan Hernán y Melendo de laterales, mientras un defensa como Hermoso, por más zurdo que sea, se queda en el banquillo. Pero resulta que sí que está para ser titular en el siguiente partido. Nada menos que en el Camp Nou. Con todos los respetos al entrenador, la opción de Hernán fue hasta criticada por el mismo capitán, David López, al acabar el partido. No me extraña. Fue surrealista.

Lo siento pero ni nervios, ni paciencia. Yo pago. Tú cobras. Señor jugador/entrenador/directivo. De paciencia ni un real. Y nervios, poneos nerviosos vosotros, que sois los que lo estáis haciéndolo rematadamente mal. Supongo que como van a cobrar igual... Pues entonces, lo dicho, de paciencia nada. A trabajar.

David Peñín 

 


 12/09/2017 Ni nervios, ni paciencia.
 04/09/2017 Regreso al futuro
 16/08/2017 No hay proyecto
 17/07/2017 Dos centrales
 31/05/2017 La feina ben feta no té fronteres
 15/05/2017 El '9'; el fitxatge clau
 26/04/2017 Gràcies Piqué
 19/04/2017 Gran temporada en el año del Gallo
 03/04/2017 El jugador más mejorado
 21/03/2017 Complicat
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | ... | 29